martes, 12 de julio de 2016

Top Ten Tuesday: Top Ten portadas nostálgicas


¡Hola, hola! No sé por qué, pero siempre me resulta difícil la parte del saludo en todas las entradas XD. Llámenme raro, pero me parece de las cosas más extrañas que hay: saludar a alguien sin saber tan siquiera si alguien va a estar por aquí leyendo esto. En fin... Hoy traigo un Top Ten Tuesday que, creo, es una idea que se me ocurrió  a mí, consistente en hacer un listado con aquellas portadas que por una u otra razón despiertan ese sentimiento tan único que es la nostalgia. Nos hacen sentir tristes, soñadores, ilusionados, o incluso nos hacen pensar en algo ya de entrada. No sé ustedes, pero a mí sinceramente hay portadas que me parecen HERMOSAS y que para otras personas no lo son. Pero hay algo en ellas; un no se qué que atrae y llama la atención. Y sin más cháchara, continuemos.


Bajo el cielo de Dublín: No he leído aún esta novela escrita por Maeve Binchy pese a que la tengo en mi poder hace ya casi dos años. Es preciosa; ya he comentado que me encantan las portadas con el cielo en ellas, pero el trabajo que han hecho aquí es muy bello. En la imagen no se aprecia, pero es un cielo estrellado al atardecer. Súper romántico. Llámenme superficial XD.

Amores al margen: Soy de esas personas que adora las fotos en blanco y negro (¿quién no?), y esta en particular me provoca una sensación muy extraña. Desde la primera vez que la vi sentí como si la fotografía, de alguna manera, estuviera relacionada conmigo. Pero no, no lo está. Y eso es lo raro, porque por más que la mire un montón de recuerdos vienen a mí, y no están relacionadas con ella. Es una fotografía simple, pero retrata la realidad.

Al encuentro de la vida: ¿Jamás adoraron las bancas de madera de los parques? Pues yo sí :D. Recuerdo que desde niño siempre que veía una quería ir hacia allí sin importar qué, ganándome una reprimenda de mi mamá más de una vez. Para mí son de otra época. De una época en la que todo era más simple; en la que la vida era más apreciada. La vida misma podía ser apreciada desde ellos. Si quieren saber más acerca del libro, por acá está mi opinión sobre él.


No hay más preguntas: Y aquí tenemos otra banca. ¿Ven por qué me gustan tanto? Esta portada es de las más lindas que pueblan mis estanterías, sin mentirles. El hombre sentado en el banco me hace pensar en qué estará pensando él. En su situación. Y en la mía también. Es una portada que, valiéndome de la redundancia de su título, me hace preguntarme. Un montón.

Sunset Park: Este libro ha sido mi última lectura y lo amé. Ha sido un libro muy especial para mí, de esos que lo hace a uno pensar de verdad. La fotografía de la portada  puede parecer de lo más simple, pero el hombre retratado lo está de una manera... inquietante, y el filtro borroso no hace más que acentuar lo efímero de la vida. Sí, creo que eso es lo que busca transmitir la fotografía, y también la historia.

Flores en el ático: Esta es una novela para los masocas, como les dicen en España XD. Creo que estas portadas con flores son las que más van con los libros, porque ahora hay unas que los hacen parecer más novelas juveniles que nada. No sé cómo explicarlo, pero sin pretensión de sonar muy pesado, las flores representan mucho de la historia, y aún cuando no has leído nada de ella logran transmitirte algo. Yo diría que es tristeza, aunque también algo de abandono.


Al sur de la frontera, al oeste del sol: Tengo que aclarar algo, y es que, por si no lo han notado ya, AMO las fotografías como portadas de libros. Pero no fotografías de cualquier cosa. Prefiero aquellas que muestran momentos o personas en particular, y esta es una de ellas. Es un retrato bonito, que a mí me transmite inocencia. Creo que la chica está en un avión, lo cual representaría algo así como el viaje de nuestra existencia (o eso creo). De nuevo una portada simple pero cautivadora.

El mundo después del cumpleaños: Quería comprar este libro con todo mi ser, pero por desgracia ya no está en la librería que lo había visto y no sé en cuál otra conseguirlo. Leí la sinopsis y aunque ya no recuerdo nada de ella, sí se que la foto de la portada está más que relacionada con la historia. Es intrigante, y de nuevo hizo que me preguntara muchas cosas de la chica en ella.

We all looked up: ¿No es esta de las portadas más preciosas que hayan visto sus ojos de lectores? Pese a toda la paz y tranquilidad que pueda despertar, no se confíen. Contemplar el cielo, tanto en el día como en la noche, es algo que todos deberíamos hacer a diario. En especial de noche, porque suele estar cargado de estrellas, y es ahí cuando uno se pregunta un montón y habla consigo mismo. Es de las sensaciones más deliciosas que se puedan sentir.


Lo contrario de la soledad: Esta portada no es que sea muy nostálgica que digamos, pero para todos aquellos que conocemos de antemano la historia de su autora, quien es la misma chica que aparece en la fotografía (creo que ya he escrito fotografía más de diez veces en este solo post XP), despierta mucho, pero mucho ese sentimiento. Puede mirarse por donde se vea, pero uno siempre va a preguntarse qué sentido tiene. Todo. Y por qué pasa lo que tiene que pasar.

Y ahora, la "ñapa", porque no pude no incluir otras portadas que, de verdad, despiertan de todo en mí como lector.

orange: Están frente a una obra maestra. De verdad. Por lo menos hablando de la portada, porque ¿Quién demonios sabe dibujar bien manga? Y encima ¿Quién, en toda su vida, puede PINTAR manga? Y lo pregunto porque yo no lo sé, pero Ichigo Takano, autora de este manga único, realizó esta acuarela que sirve como portada del primer tomo de su historia. Todavía sigo preguntándome cómo lo hizo, porque tiene uno que verla muy de cerca para notar que es, en efecto, una pintura. Dejando eso de lado, he de decirles que esta portada me hace rememorar aquellos días con mis amigos del colegio; las salidas, las bromas. Toda una época pasada. Y si no lo han leído, corran. No saben lo que se pierden.

Un viaje llamado vida: Esta es una portada que para mí se complementa perfecto con la del libro de Murakami que mencioné más arriba. Con ayuda del título que lleva transmite exactamente eso: la sensación de un viaje; del viaje de la vida. La chica flotando puede que parezca un tanto bizarra, pero díganme si no les hace sentir que en verdad todos estamos aquí a la deriva, flotando en un mundo que no nos pertenece. También podría interpretarse como una alegoría a las dudas y cuestionamientos que todos tenemos. Siempre.


Someday, someday maybe: Netamente sueños. Eso es lo que esta portada transmite. La ilusión por alcanzar los sueños. No hay más que decir.

Ayer: El pasado. Una vista hacia lo que ha sido de nuestras vidas. El vacío. Así lo interpreto.

Demasiada felicidad: Las portadas de los libros de Alice Munro son, en general, muy bellas. La mayoría son ilustraciones, pero logran despertar muchas cosas. Esta en particular es de lo más interesante, porque, si pueden ver, la mujer no está para nada feliz. Es más, podría arriesgarme a decir que su expresión refleja todo lo contrario. Esta, junto a "Mi vida querida" son las que más me gustan, por eso mismo: representar algo que va y no va a la vez con sus historias.

Por hoy eso es todo lo que tengo por decirles. Disculpen mis divagaciones y breves momentos de duda existencial aquí, pero me fue imposible no hablar con franqueza. Todas y cada una de las portadas que están aquí me hacen sentir muy raro, porque, si bien me gustan, representan más de lo que muestran. Espero que alguna de ellas los haya atrapado como a mí, y me gustaría mucho saber cuáles son aquellas que a ustedes les despiertan su lado más nostálgico.

Abrazos :3.


6 comentarios:

  1. ¡Hola! ^^
    Hay muchas portadas que me gustan, pero no sé si alguna me transmite el sentimiento de la nostalgia. Tendría que pensarlo, porque ahora mismo no se me ocurre ninguna. La portada de "Al encuentro de la vida" me ha gustado mucho. Me parece muy bonita. Y es verdad que hay que ser un poco masoca para leer "Flores en el ático" xD
    En realidad toda la saga es un sufrimiento continuo.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, por lo menos me entiendes XD. Al encuentro de la vida es un libro precioso, tanto en su interior como en su exterior. ¡Anímate a leerlo!

      Un saludo :).

      Eliminar
  2. ¡Wow! No conozco ni uno sólo de los títulos, y eso que me considero gran lector. Está claro que siempre nos queda mucho por recorrer :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, cada día uno va descubriendo más y más libros sin saber cual de todos te cautivará.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Pensé que te había comentado ya esta entrada... En fin, muy bonitas todas las portadas, me gusta especialmente la de Lo contrario de la soledad y no me explico muy bien por qué... 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :3 Qué linda por pasarte por aquí.
      A mí también me gusta muchísimo. La verdad es que incluso antes de saber de qué iba el libro y todo su "'trasfondo", ya me gustaba.

      Un abrazo.

      Eliminar