domingo, 18 de junio de 2017

Recomendación: Udon no Kuni no Kiniro Kemari

Finalmente, tras un larguísimo hiatus, esta sección ha regresado, y para quedarse. Me he dado cuenta de que nunca les he escrito ni sobre la mitad de las cosas que me gustaría recomendarles y, aprovechando que hace poco he retomado mis andanzas en el anime, vengo a darles a conocer una historia que pese a todo pronóstico me robó el corazón.

Udon no Kuni no Kiniro Kemari es una anime de 12 episodios adaptado del manga del mismo nombre original de Nodoka Shinomaru y fue estrenado en octubre de 2016. Sigue la historia de Souta Tawara, un hombre en sus treinta que tras la muerte de su padre regresa a su ciudad natal para hacerse cargo de algunos asuntos. Se encuentra a sí mismo lleno de nostalgia con el lugar, así que cuando encuentra a un niño pequeño escondiéndose en su casa encuentra la excusa perfecta para quedarse allí por un tiempo. Tiempo después se da cuenta que Poco, el niño, es en realidad un tanuki cambiaformas, un ser capaz de asumir la apariencia de un ser humano. A raíz de esto Souta deberá enfrentarse a sus miedos y a las dificultades que conlleva ocultar un secreto de semejante tamaño.


Lo primero y más importante que sin duda debo decirles con respecto a este animes es: no se dejen llevar por las apariencias. Yo sé que la sinopsis nos brinda una idea algo "mágica" de la historia, pero tras uno ver el primer episodio ya se da cuenta de que la historia es un absoluto slice of life.

Comencé a verlo sin interés alguno, sin muchas
esperanzas puestas en él pero ya pasados unos
minutos me revolvió todo. Jamás había visto un anime que se sintiera tan "real", tan lleno de sentimientos y emociones que todos, en algún momento de nuestras vidas, llegamos a enfrentar. Sin duda alguna eso es lo que más me ha gustado de esta bonita historia: la nostalgia, la añoranza, la esperanza y la reconciliación con uno mismo y con su vida. Que una serie logre llevarte de los momentos más graciosos a los más íntimos y personales haciéndote sentir genuinamente no es poco mérito, y las palabras se me quedan cortas en ese aspecto.

Los personajes son todos y cada uno especiales a su manera, y algo muy interesante también es que todos ellos tienen un papel importante, por pequeño que sea, en el desarrollo de la historia. Vemos la relación que tienen con sus sueños, su familia, su ciudad. Les juro que ahora mismo me muero de ganas por conocer la ciudad en la que se sitúa la historia porque hacen que la ames demasiado. Todos ellos y sus caminos son para recordar.


 ¿Una razón más que suficiente para verlo? Diría  que su duración. Udon no Kuni es un anime que ya  desde el principio nos cuenta lo que debe contar y  sigue así, como debe ser a lo largo de sus demás  episodios sin alargarlos innecesariamente. Uno podría  creer que su historia no es muy "atrayente", pero la  verdad es que por lo menos en mi caso, tras terminar  un episodio se me quedaba el corazón tan pequeñito  que sabía que tenía que seguir viendo más. (Además, ya que estamos aquí, tiene uno de los mejores endings de la historia)

Por ser un anime tan sentimental es lógico que a muchos nos llegue muy profundamente, y siéndoles sincero creo que es por eso que terminó siendo tan preciado para mí.


Se los recomiendo de aquí al fin del mundo y hasta más allá porque, créanme, historias así no se ven todos los días.

jueves, 8 de junio de 2017

Booktag: Manías literarias


Llevo ya una semana sin publicar nada, pero les juro que había planeado varias entradas que al final no llegaron a materializarse debido a mi infinita flojera jajaja. Hoy vuelvo con un booktag, y me arriesgo, porque tras el último que publiqué (el booktag de Dragon Ball), y en el cual por cierto me esforcé mucho, me dije que no valía la pena hacerlo otra vez. No tuvo la acogida que me esperaba, eso es todo. Pero como todo en esta vida, nada está escrito, y heme aquí hoy escribiendo esto porque Ksung, del blog Let the wind blow me nominó, así que allá vamos.

El booktag consiste en:

* Escribir 10 hábitos o manías que tengas a la hora de leer, comprar un libro, etcétera.
* Nominar a 5 blogs y comentar en su blog que fueron nominados.
* Citar 3 de las 10 manías que has puesto para que tus nominados digan si las comparten o no.

Y ahora sí, mis locuras de lector:

1. Cuando voy a comprar un libro me fijo MUY BIEN en él. Lo volteo, lo miro por todos lados, lo vuelvo a voltear, e incluso comparo dos o más ejemplares para ver cual de todos está en mejor estado para llevármelo :'D.

2. Muy frecuentemente me quejo de los precios a veces elevados de los libros, pero la verdad es que he llegado a pagar mucho dinero por un librito de menos o poco más de cien páginas, así que en realidad yo lo que hago es "juzgar" si vale la pena pagar cierta cantidad por una determinada historia.

3. Me molesta un montón que al estar en la librería los empleados empiecen a vigilarme todo el tiempo como si fuera a robarme algo. Parece que no supieran que un lector puede pasarse HORAS ahí dentro y al final no comprar nada jajaja.

4. No tengo un orden para escoger mis lecturas; simplemente me paro frente al librero y tomo el libro que me plazca en ese momento. ¡Viva la libertad!

5. Cuando estoy leyendo necesito llegar hasta un punto final, pero no un punto cualquiera, sino un punto en el que la escena o la acción descrita hasta el momento termine. Si no lo hago, y me quedo en ascuas, la ansiedad toma posesión de mí.

6. No puedo leer más de un libro a la vez, y espero nunca tener que pasar por tal suplicio.

7. Cuando alguna frase o escena de un libro me gusta en particular, la subrayo con lápiz y la escribo en un cuaderno especial que tengo dedicado a ello.

8. Se me parte un poquito el corazón cuando me gusta mucho un libro y veo que la gran mayoría de la gente no lo conoce; quisiera tener poder para obligarlos a todos a leerlo *w*.

9. No suelo escuchar música mientras leo, pero sin embargo hay ocasiones en las que tengo que hacerlo por pura emergencia. (No les diré qué emergencias son porque no es decente ni prudente jajaja)

10. Esta sin duda va a ser la confesión de esta entrada. Soy un lector muy quisquilloso con mis libros, así que cuando salgo de casa y llevo alguno, siempre lo pongo dentro de una bolsita de tela "especial" para que no se dañe. Eso no es raro, pero sí lo es exigirle a todo aquél al que le preste un libro que haga lo mismo, y más aún cuando no sé a ciencia cierta si lo hará o no. Tengo bolsas de esas guardadas para cuando se da el caso XD.

En lo personal considero que tengo muchísimas manías o "mañas" como les decimos por aquí, y más todavía en mi vida de lector. Alguna vez me ocurrió algo relacionado con la número 1, y es que un empleado de una librería se me acercó a preguntarme por qué revisaba tan meticulosamente los libros si él los veía todos igual. Me morí. Bueno, no, pero me puse como un tomate y le intenté explicar lo mejor que pude, en incluso me pidió que le "enseñara". Cosas raras punto com.

Pero bueno, ¿tenemos manías en común? ¿Tienen ustedes alguna en particular que me quieran compartir?

jueves, 1 de junio de 2017

Opinión: "Cielo rojo" de David Lozano

Título: Cielo rojo
Autor: David Lozano Garbala
Páginas: 480
Publicado por: Ediciones SM
Sinopsis: Un estudiante de periodismo en busca de una historia que contar.Un festival de música en recuerdo de las víctimas de Chernóbil. Un bosque como escenario de un rastro de muertes.Una historia de amor interrumpida.

2004. El Club del Trueno se reúne por última vez. Nikolái y Ekaterina se marchan de Ucrania con sus padres. Dimitri, sin embargo, se queda en el país. Antes de despedirse, se reparten una matrioska con la promesa de volver a juntarla antes de diez años o, de lo contrario, una maldición caerá sobre ellos.

Opinión: ¿Recuerdan que cuando les enseñé este libro en el In My Mailbox de abril les dije que lo había cogido por puro descarte y que ni siquiera me llamaba realmente la atención? Pues bien, este es uno de esos momentos en los que agradezco al destino, porque he disfrutado esta novela como no pueden imaginarse.

La historia en un principio se centra en la vida de Nikolái, un chico ucraniano que emigró con su familia años atrás y que ahora estudia periodismo. Nikolái solía tener un grupo de amigos, pero su amistad no terminó todo lo bien que cabría esperar, así que ahora que ya es mayor, busca una excusa para poder regresar a su país natal y reencontrarse con su pasado. Lo que él no sospecha es que aparte del pasado, también encontrará allí a sus antiguos amigos y un misterio que lo llevará a descubrir la verdad de lo que ocurrió.

Tal y como dije un párrafo más arriba, esta novela la tomé sin apenas saber más de lo que está en la sinopsis. Lo había visto ya algunas veces, pero no me atraía. Siendo sincero, lo compré porque estaba "rogando" que lo rescatara del olvido. Y no me arrepiento de haberlo hecho. Descubrir una historia oculta tras un libro que aparentemente nadie quiere y del cual claramente quieren deshacerse es, para mí, increíble.

Llevaba mucho tiempo sin encontrarme con un argumento tan, tan atrapante, y les voy a decir por qué: porque sí, hay un misterio, el cual la misma narración, que va saltando de personaje en personaje, se encarga de desvelarnos a propósito, pero incluso tras hacerlo es necesario continuar leyendo para saber qué pasó y por qué razón. No importa que ya se sepa lo que sucedió, sino las implicaciones y repercusiones que eso tiene en la historia en general.

Hay acción, aventuras, suspenso, misterio y sentimientos, muchos sentimientos que logran ser traslucidos a través de unos personajes principales que, si bien son muy jóvenes, no es difícil comprenderlos, ya que a grandes rasgos vamos conociendo todo por lo que han tenido que pasar y el dolor que ello les ha causado.

Todas las historias de los personajes llevan a un mismo punto, a un desenlace que uno como lector se espera, lo quiere, pero el autor lo ha llevado a cabo de una forma tan sorpresiva como emotiva, y les juro que es imposible evitar soltar una lágrima de pura tristeza en sus últimas páginas.

Lo tomé sin muchas ganas, la verdad, y durante sus primeras páginas sentía que la historia era aburrida e incluso pesada, pero llegado a un punto hubo algo que hizo click en la historia y ya de ahí en adelante no pude despegarme. La describiría como una novela "cuesta arriba", o sea, que si bien al empezarla te puede costar lo suyo, a medida que pones de tu parte para seguir adelante se te recompensará con una muy buena historia.

Y creo que esta opinión todavía no le hace justicia, así que imaginen.

Por último,quiero dejarles una canción de la novela, porque sí, aparece en ella, y es HERMOSA:


Merece:

martes, 30 de mayo de 2017

Top Ten Tuesday: Cosas que no soporto de los bloggers


¡Hola! Tal y como ven en el título de la entrada, hoy les traigo un TTT que me venía rondando la cabeza desde hace algún tiempo, pero tenía que pensarlo muy bien antes de arriesgarme a escribir cualquier cosa, pues es un tema un poco espinoso.

Todos los que estamos aquí seguimos blogs, y creo que eso nos gusta mucho, pero hemos de admitir que no todo es un jardín de rosas en este mundillo, y por eso hoy quiero desahogarme y contarles mis penas :'). Mentira, solo quiero compartir con ustedes algunas de las cosas que NUNCA SOPORTO de otros bloggers, aunque exagero, porque sí las soporto, pero internamente me carcome la rabia jajaja.

1. Que anden por todo lado pidiendo a la gente que siga su blog: No sé a ustedes, pero a mí esto me tiene realmente hasta las narices. Te siguen y esperan que hagas lo mismo, te comentan por doquier que lo hagas y... sorpresa, porque por lo menos yo NUNCA LO HAGO. Lo siento, pero yo sigo un blog cuando realmente me gusta su contenido, no como un intercambio. Prefiero mil veces tener pocos seguidores que de verdad estén interesados en lo que escribo, que a miles que por lo único que lo hagan sea por compromiso. Me sorprende que incluso hayan iniciativas que promueven esa actitud porque ¿qué se gana de ello?

2. Que solo reseñen libros que son novedades (o libros populares): Una de las razones por las cuales yo empecé este blog fue porque me sentí "obligado" a darle un poquito de aire a las opiniones de libros que se ven por ahí. No me quejo, porque a mí también me gusta mucho ir descartando los títulos que se van publicando para conocer los que realmente me gustaría leer, pero el hecho de que en un blog solo se encuentren reseñas y opiniones de libros recientemente publicados es un tanto decepcionante. O sea, creo que la literatura es un ancho y vasto mar como para solo ir allí y pescar los peces más jóvenes.

3. Que nunca respondan a los comentarios: Sin duda alguna esta es una de las actitudes de los blogger que MÁS ME MOLESTA. No se imaginan la rabia que me da a mí ver que los lectores publiquen comentarios a veces incluso de párrafos enteros para entablar una conexión con el autor del blog y que este no se digne ni tan siquiera a decirle "gracias por comentar". No me lo banco, lo siento. Puede que algunos blogs sean realmente conocidos y tengan muchos seguidores, y por ende también muchos comentarios, pero que me digan a mí que no les queda el tiempo suficiente como para responder aunque sea los primeros... Y eso, porque más rabia me da todavía cuando hay pocos comentarios y nunca son contestados.

4. Que comenten cosas que ni fu ni fa: Nada más molesto en la vida que tú te tomes el tiempo para escribir una entrada con toda la parsimonia del mundo para que te quede presentable y publicarla solo para que llegue cualquiera y te comente cualquier chorrada que se le ocurra y que de paso no tenga nada que ver con el tema de la susodicha entrada. En serio ¿qué le pasa a esa gente? ¿Acaso no saben leer o qué? Me hierve la sangre cada vez que algo así pasa, no solo en mi blog, sino en cualquier otro; por aquí ha pasado varias veces, una de las cuales respondí uno de esos comentarios como se lo merecía y, sorpresa, al otro día de haberlo hecho la persona que lo había publicado lo borró y dejó de seguir el blog. Pues que le vaya bien. No estoy para aguantar eso, de verdad, así que ahora simplemente prefiero marcar esos comentarios como spam y listo.

5. Que suban vídeos A SU BLOG: No tengo nada en contra de los booktubers, ni de los bloggers que deciden de un momento a otro empezar a grabar vídeos también, pero ¿de verdad pretenden que vea sus vídeos en su blog? Para que eso pase me tiene que gustar no mucho, sino muchísimo el blog en el que pase, y me estoy arriesgando. Me refiero a que en primer lugar si uno decide seguir un blog ESCRITO pues es para ver entradas ESCRITAS, y no vídeos. Para eso está Youtube, así que créanme que si quisiera ver vídeos, me voy para allá. Por supuesto hay también casos especiales, como por ejemplo los bookshelf tours, que quedan mucho mejor en vídeo, o aquellos que graban un vídeo una vez cada mil años, o, como ya dije, esos bloggers que a uno le caen tan bien que no le importa lo que hagan, uno siempre está ahí.

6. Que abandonen su blog: Esto no me molesta, sino que más bien me pone triste. Me ha pasado más de una vez que bloggeo y encuentro un blog con el que me siento súper acorde, pero voy y veo la última entrada publicada y... fue hace años. Si les ha pasado lo entenderán, porque uno siente que llegó tarde. Todavía peor es que un blog de los que sigues asiduamente pase por ello, porque estás tan acostumbrado que no hallas razón para ello. Y mucho, mucho peor cuando deciden BORRAR EL BLOG. Eso no se hace, y creo que quienes administran un blog deberían dejar de ser tan egoístas y pensar que ese espacio no solo les pertenece a ellos, sino también a los seguidores, y que al borrarlo es como si les estuviera arrebatando una pequeña parte de sus vidas. En resumen, que me parece algo muy, muy muy malo.


Son más bien pocas, pero de verdad todas y cada una de estas acciones me cansan a veces. Creo que no hace falta, pero igual voy a decir esto: no intento dirigirme a nadie en particular con esta entrada, sino únicamente dar a conocer mi punto de vista, que no tiene por qué ofender a nadie ni influir tampoco en su posición personal.

¿Les pasa lo mismo? ¿Tienen alguna otra cosa que no soportan que hagamos los bloggers?

viernes, 26 de mayo de 2017

Construir un librero

Cuando escuchamos la expresión "Construir un librero" podríamos interpretarla de diversas formas, pero hay dos en particular que son sin duda las que primero se vienen a nuestra mente: la de comprar libros y crear así una biblioteca personal, o la idea, más literal, de fabricar un mueble en el cual guardar, valga la redundancia, libros. Esta entrada la voy a dedicar a contarles mi experiencia con esta última opción, la aventura que fue para mí construir un librero.

Durante los últimos meses estuve muy ausente tanto del blog, como de los blogs que sigo asiduamente porque básicamente mi tiempo se dividía en trabajar durante el día y dedicar las noches a la construcción del susodicho librero. Prácticamente no tuve tiempo para nada más durante un mes entero, pero sin duda alguna valió la pena.

La idea de hacer un librero con mis propias manos surgió porque la ingente cantidad de libros que tenía en mi cuarto lo pedía a gritos y, bueno, no es por sonar tacaño ni nada por el estilo, pero los libreros que hay en el mercado son primero, costosos, y segundo, de no muy buena calidad para mi gusto. Esos dos puntos, sumados al hecho de que los libreros que se comercializan vienen ya con ciertas medidas, me echaron para atrás al intentar comprar uno "ya listo", y me llevaron a considerar la no tan descabellada idea de que yo podría construir uno tal cual lo necesitaba.

Siempre he sido muy dado a las manualidades, pero jamás, JAMÁS me había atrevido a construir algo tan grande. En un principio intenté renunciar, pero al buscar información sobre cómo se hacía y los materiales que necesitaría, la cosa no me pareció tan difícil. PERO... lo fue, y qué tanto.

Tomé las medidas, compré la madera, los clavos, el pegante, la tinta, sellantes, lacas, etc, y me puse a la tarea de empezar. Hacer la estructura primaria fue lo único fácil, porque ¿quién no sabe pegar dos tablas con clavos? Pero no sospechaba todo lo que se me venía encima. Tuve que lijar las superficies hasta el cansancio, y no una sola vez, sino TRES. Apliqué tinte de la manera más pulcra posible, sellé y apliqué laca. Les juro que me sentía morir de ver todo lo que tenía que hacer, pero como dicen por ahí: untado el dedo, untada la mano. Y en mi caso, untado hasta la cara jajaja.

Finalmente logré terminar como les dije, tras todo un mes dedicando las noches a la labor. Lo último que hice fue ponerle un par de patas y, gloria divina, pude contemplar por fin aquello a lo que me había dedicado con tanto esfuerzo.

La alegría de ver que había sido capaz de crear algo por mis propios medios y que había quedado tan... bien, no la puedo explicar. El librero era todo lo que yo esperaba que fuese, e incluso más. Si es posible enamorarse de un objeto, soy culpable, porque su superficie suave y su color me dejaron embelesado.


Ya por último no quedaba más sino limpiarlo bien y acomodar la mayor cantidad de libros posible en él, lo cual no fue tarea fácil, como podrán imaginarse, pero una vez terminé de organizarlo, supe que todo el esfuerzo y el tiempo invertido había valido la pena, pues lo que contemplé no era más sino el sueño de cualquier lector: un librero propio, cargado de historias en las que podría perderme toda la vida. Y lo más satisfactorio de todo era que yo lo había construido con mis propias manos. Les juro que no podía de la emoción, y todavía ahora sonrío cuando lo veo.


¿Creen que no amo demasiado mis libros?

lunes, 22 de mayo de 2017

Opinión: "Mi amigo capricornio" de Otsuichi y Masaru Miyokawa

Título: Mi amigo capricornio
Autor: Otsuichi / Mamoru Miyokawa
Páginas: 224
Publicado por: Milky Way Ediciones
Sinopsis: Una noche, Yûya Matsuda se topa con su compañero de curso Naoto Wakatsuki, que acaba de cometer un asesinato. Wakatsuki, agobiado por el horrible acoso escolar al que es sometido, acaba matando a su maltratador. El sentimiento de culpabilidad que atenaza a Yûya, que hasta ahora no había hecho nada para evitar ese acoso a pesar de haber sido testigo a menudo, le insta a tomar la decisión de huir con él.

Una impactante verdad espera a los dos jóvenes al término de su huida.
¿Se cumplirá el predestinado desenlace...?

Opinión: El día de hoy vengo a hablarles de mi experiencia con un manga que me llamó la atención desde que se publicó, y por el cual tuve que esperar más de SEIS meses para por fin tenerlo en mis manos y poder leerlo. Y ya les digo, me dejó medio frío.

En Mi amigo capricornio se nos presenta la historia de Wakatsuki y Matsuda, dos compañeros de clase que terminan por huir juntos porque el primero ha cometido un asesinato y el segundo se siente culpable ya que siente que pudo haber evitado todo lo sucedido. Hay algo que poco a poco deja de encajar en la historia... y las sospechas comienzan, porque no todo es lo que parece.

La premisa en sí suena bastante prometedora, y les juro que tenía todos los ánimos de que me gustara mucho más, pero no fue así. Se me hizo demasiado plano y acelerado todo, hasta el punto de no hacerme sentir nada; ninguna emoción. Si he de decir algo, diría que lo terminé por pura curiosidad, por ver qué sucedía al final, aunque ya lo venía sospechando y como consecuencia terminé con un sentimiento agridulce tras su lectura.

Sigo creyendo todavía que la idea daba para mucho más, y en el manga no se logra vislumbrar mucho del trasfondo de la historia. Si fuera una novela, o por lo menos una obra con más tomos, se podría explotar muchísimo mejor su argumento, las relaciones entre los personajes y los puntos claves que llevaron al aparatoso desenlace que tiene todo. A medida que leía sentía como si no se me quisiera permitir vislumbrar un poco más allá, saber el cómo y el por qué. Se intentan dar ciertas explicaciones, pero solo puedo definirlas como vagas e inconclusas.

No todo podía ser malo, y el tomo tiene un gran punto a favor: su dibujo. Cada plano, cada expresión, cada trazo son de inexplicable precisión y sin desperdicio alguno. Ver algo tan bien logrado en cuanto a técnica artística es siempre un gusto para el lector, pero de nuevo la experiencia se ve opacada por el corto y pobre desarrollo del argumento.

Es un manga que al ser un tomo único está "recortado", pues claramente le hace falta un mejor desarrollo al excelente argumento que tiene. Se equilibra un poco con su dibujo tan agradable a la vista y mantiene más o menos el misterio y la intriga hasta el final, pero, vuelvo a repetirlo una vez más: pudo haber sido mejor.

Merece: 

miércoles, 17 de mayo de 2017

In My Mailbox Abril 2017: Despilfarrando en la feria del libro II


En esta segunda parte del In My Mailbox de abril (si quieren ver la primera parte, está por aquí) les mostraré el resto de los libros que llegaron a mí durante dicho mes,que, en su gran mayoría, los obtuve en la Feria Internacional del Libro de Bogotá. No necesitando de más introducción, les dejo un vistazo de mis nuevos tesoros:

No me esperaba, para nada, encontrar tanta buena oferta de libros en las librerías independientes, ni mucho menos aún encontrarme con un lote ENORME de los libros de Escalofríos. Como ya sabrán, yo los estoy intentando conseguir todos, pero únicamente me traje cuatro títulos (Ya van 19!!!). También conseguí por fin 3 Deseos para el señor Pug, del cual ya tenía su otra parte; ya los leí y son muy chistosos y entrañables, de esos libros que a cualquiera le levantan el ánimo. Los sufrimientos del joven Werther lo compré solamente porque tengo un libro pendiente que lo "spoilea" y eso no se lo voy a permitir JAMÁS.

En el stand de Ediciones SM había una promoción con ciertos libros,los cuales te podías llevar uno por $10.000, dos por $15.000, o tres por $20.000. Pues yo pasé, miré esos libros, y escogí dos, que eran Cielo rojo y otro, pero no los tomé. Me di una vuelta mirando el resto de títulos y cuando volví... el otro libro no estaba. Me llené de rabia conmigo mismo por haber sido tan tonto, pero ya no había nada que hacer. Al final tomé ¿Dónde está papá? porque me recordaba mi época de lectura en la primaria y el sentimiento me pudo. De Kevin Brooks ya tengo Candy, que todavía no leo, pero su autor me causa cada vez más curiosidad, por lo cual terminé comprando Martyn Pig. Es una historia "juvenil" que me intrigó porque trata sobre un chico que termina irremediablemente asesinando a su propio padre. Una de las muy gratas sorpresas que me traje a casa fue Las asombrosas aventuras de Kavalier y Clay, premio Pulitzer de literatura del 2001 por el que solo pagué tres dólares. Y la sorpresa fue todavía más grande cuando encontré que todavía tenía su precio original en la parte de atrás y... Dios, casi se me salen los ojos de ver semejante cifra en un libro.

Justo antes de que empezara la feria me enteré que una librería que suele traer mucho material en inglés había traído Battle Royale apenas hacía unos días. Yo llevaba años esperando a ver si por azares del destino llegaba alguna copia en español al país, pero no, eso nunca pasó, y lo hubiera podido encargar por internet, a un precio que ni les cuento para que no se desmayen, así que no podía dejar pasar mi oportunidad de adquirirlo. Continuando con mi colección de las pocas sagas que tengo en mi haber lector, compré Cántico de sangre, el libro número 10 de las Crónicas vampíricas de Anne Rice; apenas voy por la lectura del 7, pero como costaba menos de la mitad, no lo podía dejar por ahí. Y hablando de sagas, he sucumbido a la tentación y ahora tengo en mi poder el primer libro de Crónica del asesino de reyes, que es El nombre del viento. Es curioso, pero tanto esta saga como Canción de hielo y fuego han ido subiendo escalones en mi lista de prioridades.

Y ya para acabar, me sorprendí mucho de la cuota de Gabriel García Márquez que me traje a casa. De los tres libros de su autoría que compré yo solo iba seguro de que sí o sí me haría con El amor en los tiempos del cólera, que ya venía postergando su compra mucho rato, pero también encontré El coronel no tiene quien le escriba y Los funerales de la mamá grande literalmente a precio de feria (o sea, muy baratos), y sé que no me arrepentiré de habérmelos traído.

Eso ha sido todo, otro año más, gracias a la FILBo.

Me alegra mucho ver que cada vez la feria crece más y más, y todavía me pone de mucho mejor humor ver que el público que va llegando está conformado en su mayoría por gente joven. En cuanto a mi opinión en general sobre ella, debo decir que me ha sorprendido. Creo que cada año la gran variedad de literatura que allí se encuentra va en aumento, y si bien las grandes editoriales lo promueven a su manera, son las librerías pequeñas, las independientes, las que se llevan mi total admiración. Me encontré con cosas nuevas, conocí historias de las que me enamoré a primera vista y también encontré fallos,pero nada supera la buena impresión que todo me dejó.

Y desde ya me embarga la emoción por saber qué nos deparará la versión del 2018 :D.