miércoles, 10 de mayo de 2017

Opinión: "Un beso en París" de Stephanie Perkins

Título: Un beso en París
Autor: Stephanie Perkins
Páginas: 440
Publicado por: Plataforma Neo
Sinopsis: La torre Eiffel, Amélie y un montón de reyes que se llaman Luis. Esto es todo lo que Anna conoce de Francia. Por eso, cuando sus padres le anuncian que pasará un año en un internado de París, la idea no acaba de convencerla.
Pero, en la Ciudad del Amor, conoce al chico ideal: Étienne St. Clair. Es listo, encantador y muy guapo. El único problema es que también tiene novia. ¿Conseguirá Anna el ansiado beso de su príncipe azul?
El humor y la tensión que se respiran página a página en el debut literario de Stephanie Perkins te atraparán y te llegarán al corazón.

Opinión: ¿Leyeron bien la última frase de la sinopsis? ¿Sí? Bueno, deberían, porque lo que ahí está no es más que la pura verdad.

Hace mucho, pero muuuucho tiempo descubrí este libro; acababa de ser publicado,pero yo no lo conseguí sino hasta hace unos dos años, y para serles sincero mis ganas de leerlo habían caído en picada con el paso de los años. PERO todo tuvo un final feliz, porque un día cualquiera, cuando necesitaba sentirme un poquito feliz por cualquier cosa, lo leí y caí rendido a sus pies.

La historia, como muchas otras personas que ya lo leyeron dicen, da todo para una película de drama adolescente, pero, Jesús perdóname, una maravillosa película de drama adolescente. Anna es una chica a quien, por azares del destino, sus padres la trasladan su último año de escuela a un internado súper en onda que está nada más ni nada menos que en París. Ella, obviamente, no quiere ir porque eso significa dejar su vida atrás, pero igual la obligan. Allí, como ya lo dice la sinopsis, conoce al chico de sus sueños y a quienes resultan ser esos amigos que nunca creyó necesitar; todo es excesivamente prometedor hasta que se da cuenta que está perdida y jodidamente enamorada.

En este punto he de aclarar do cosas: la primera, que sí, usé ese tono "sarcástico y odioso" para resumir la historia; y la segunda, que sí, tal y como empecé diciéndoles, amé el libro.

Al principio me sentí estúpido, porque Anna se me antojó odiosa y caprichosa a morir, lo cual para mí no duró más allá del primer capítulo, y ahí sí fue como amor a primera vista: todo lo que leía me gustaba, e incluso el detalle más nimio del que no me tuviera que preocupar era centro de mi admiración. ¿Qué pasó? Ni yo lo sé, así que no nos molestemos pensando en ello. Lo único que se me ocurre es que a lo mejor le cogí el tranquillo.

Lo que más me gustó de la novela, y lo que considero más valioso en ella es su sencillez. Stephanie Perkins la escribió de tal manera que uno crea que una historia así de bonita como la de Anna le puede llegar a ocurrir a cualquiera, así que me la pasé todo el rato suspirando e intentando contener una medio risita tonta que en realidad no me pude quitar del todo mientras leía. No hay mayor trama que ésa, la del enamoramiento de Anna y Étienne (salvo quizás algunos problemas del propio Étienne y los líos amorosos que envuelven a su grupo de amigos), pero no les miento si les digo que tampoco hace falta, porque una vez uno se involucra en ella se vuelve un chismoso que solo necesita saber qué va a pasar entre los dos para poder seguir viviendo.

El parís que se nos presenta es vago pero exuberante en belleza, lo justo para enamorarse de su ambiente y todo lo que destila, al igual que de los personajes. Yo personalmente amo con todo mi corazón a Anna y a Étienne, y solo por verlos un poquito más voy a leer las otras dos novelas que había jurado nunca tocar jaja.

A todo aquél que no le molesten las historias simples encontrará, sin duda, una novela más que memorable aquí.

En fin... Un beso en París resultó ser un libro para pasar un buen rato, para enamorarse y para ser feliz por un momento.  Es una novela perfecta para evadirse y de paso vivir un romance de esos que ojalá pudieran sentirse alguna vez en cuerpo y alma.

Merece: 

Nota: TIENEN que escuchar la playlist que la mismísima señora Perkins creó para su libro. Vale oro, de verdad. 

4 comentarios:

  1. Hola! Me alegra que te haya gustado! Recuerdo que cuando lo leí lo devoré en un día, creo que ha sido el único libro con el cual me ha pasado eso jaja, y mira que no es de mis favoritos, pero si lo disfruté bastante!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo leí siempre con una sonrisa de lo bonito que me parecía, pero me tardé mucho más que tú jajaja. Tampoco es de mis favoritos, ni de lejos, pero sin duda es una historia de esas que se rememoran siempre.

      Gracias por leer :).

      Eliminar
  2. Te estamos perdiendo. Jaja, no es cierto. A mi también me gustó, no tanto como a ti, pero me agradó. En lo que más estoy de acuerdo es en la parte de "El parís que se nos presenta es vago pero exuberante en belleza..." cuando lo leí sentí lo mismo que describes en ese párrafo. Pero no sé, tal vez que el centro de la historia sea ese enamoramiento no me terminó de gustar. Ya tengo el segundo, pero no me han dado ganas de leerlo.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, la verdad falta solo un tris para que termine de perderme por completo, así que ruega por mí XD.

      Me declaro culpable porque a mí las historias de amor me ponen a temblar... pero te comprendo. A veces echaba un poquito en falta otras cosas, pero se me pasaba demasiado rápido :P.

      Saludos para ti también.

      Eliminar