martes, 29 de noviembre de 2016

¡¡¡Somos más de 100!!!


¡Hola!

Se supone que esta entrada habría tenido que salir hace ya varias semanas, pero como sabrán, durante los últimos días he pasado por situaciones muy complicadas, así que el tiempo que he tenido para dedicarle al blog ha sido prácticamente nulo. Aún así la escribo porque ustedes se lo merecen; porque sí, tal y como dice el título, SOMOS MÁS DE 100 SEGUIDORES. Les juro que estoy muy feliz por eso, porque mi propósito en cuanto al blog para este año era llegar a los 100, y por fin puedo tacharlo :D.

Quiero darles las gracias a ustedes, porque si no tuviera la oportunidad de comunicarme con ustedes por aquí, mi vida no sería la misma. Cada vez que leo sus comentarios mi ánimo inmediatamente mejora, porque nunca imaginé que alguien podría llegar a estar ni remotamente interesado en lo que yo tengo para escribir, pero ustedes me han demostrado lo contrario, y eso tiene gran valor para mí.

Sé que no he sido el blogger más asiduo, ni el más productivo, ni de lejos uno bueno, pero hago lo que puedo, que no es mucho XD. Han sido ya casi dos años desde que publiqué la primera entrada, y la acogida que tanto el blog como yo hemos recibido me ha impresionado un montón.

De todas las maneras habidas y por haber que puedan imaginarse, LES AGRADEZCO que sigan aquí. No les miento si les digo que son ustedes la parte más importante de este pequeño espacio, porque si ustedes no se tomaran la molestia de visitarlo,  no tendría sentido para mí el seguir por aquí dando la lata tampoco. Espero, de todo corazón, poder continuar con esto que me libera un poquito, y, no faltaba más, acompañarlos a ustedes en la aventura de leer.

Un beso y un abrazo gigantes.

jueves, 24 de noviembre de 2016

Opinión: "No hay más preguntas"

Título: No hay más preguntas
Autor: David Nicholls
Páginas: 382
Publicado por: Maeva/Océano
Sinopsis: Estamos en 1985, y Brian Jackson se despide de sus amigos de toda la vida para ir a estudiar literatura inglesa a la Universidad de Bristol. Orgulloso de sus notas y de sus gustos personales, alejados de los de la mayoría, quiere comerse el mundo y decide presentarse a un conocido concurso de televisión, No hay más preguntas, donde debe responder  a una serie de cuestiones de cultura general. Es entonces cuando la atractiva Alice Harbinson, una joven aspirante a actriz con un extraordinario parecido a su ídolo, la cantante Kate Bush, se interpone en su camino. Brian entra en colisión con sus ansias por ganar el concurso... Lo que Brian no sabe es que, tal vez, no se necesitan tantos conocimientos para poder ser feliz. Porque, al fin y al cabo, ¿no es la felicidad lo más importante?

Opinión: Por fin vuelvo a la carga con la materia principal del blog, que son las opiniones sobre libros. En esta ocasión vengo a hablar de un libro que no es muy conocido, pero que para todo aquel que desee pasar un buen rato y divertirse un poco mientras lee, es el apropiado.

En No hay más preguntas nuestro protagonista es Brian Jackson, un joven que recién ingresa a la universidad para empezar a vivir lo que el llama "la vida real", pero antes de eso debe desprenderse de su madre y de sus amigos de toda la vida. Nada más poner un pie en su nuevo recinto académico se da cuenta de que tal vez las cosas no son como el se las había imaginado, pero eso no importa, porque él le pondrá buena cara a todo lo que se le venga encima, literalmente.

Brian se irá formando un grupo de amigos casi que a la fuerza, y también conocerá a una chica de la que se enamora a primera vista. Y, cómo no, está el concurso de televisión al que se presentará, el cual le traerá más de una tristeza y unas pocas alegrías.

No sé por qué, pero desde que empecé con su lectura, me pareció un libro graciosísimo, de esos con los que a uno se le contrae la cara de tanto reírse, porque es que Brian, el chico protagonista, es un pelmazo completo; pero un pelmazo muy gracioso. Siempre está metiendo la pata en todo, o haciendo chistes malísimos, o simplemente se encuentra en el lugar y el momento más inadecuado posibles. Sus propios compañeros de estudio lo saben, y si bien aveces podría parecer molesto, al final es irremediable no sentir un poquito de cariño por él.

En cuanto al tema romántico, la chica de quien se enamora es Alice Harbinson, una belleza que a ojos de casi todo el mundo es lo que se dice P E R F E C T A. Y sorpresa, porque no lo es. Y algo muy curioso con lo que juega el autor es permitirle al lector darse cuenta de ello, pero no a su personaje principal. Así que sí, también se sufre por el pobre de Brian, que tan mal lo pasa por su culpa. Otros personajes que sí son muy aportantes son los amigos de Brian, esos a los que dejó en su casa, o una chica "ruda" con la que traba una amistad de lo más peculiar apenas empiezan sus clases. Todos son como un batido de sabores diferentes mezclados en uno solo, pero al final el resultado funciona, y queda muy bueno.

En cuanto al concurso de televisión, bueno, es de las partes que uno más logra "visualizar" de toda la historia, y también de las más relevantes, porque, ¿recuerdan que Brian Jackson es un desastre? Espero que sí, porque les aseguro que llegados a este punto de la trama, uno podría pensar que ya lo ha visto todo de él, pero no, el señor tiene todavía un par de joyas guardadas bajo la manga, y el final es, gracias a ello, tanto sorprendente, como esperado.

El libro trata básicamente de eso, de cómo la vida de un chico normal va sufriendo una transición hacia la adultez, hacia el crecimiento personal. Muestra sus altos y sus bajos, así como también varias situaciones que, como ya he dicho antes, pueden hacer reír a cualquiera. Está muy bien narrado, y atrapa al lector; no es que uno no pueda parar de leer, sino que su lectura resulta muy agradable y para nada pesada.

Es una excelente lectura si se quiere leer algo fresco, divertido y fácil de leer.

Merece:

jueves, 17 de noviembre de 2016

Noticias de película

Tenía planeado escribirles una opinión sobre algún libro hoy, que hace mucho no les publico una, pero de verdad no puedo, no me encuentro de ánimo para involucrarme en dicha tarea. Siento mucho que sea así, pero haré todo lo posible por traerles algo de contenido la próxima semana. Por ahora, como leyeron en el título, les tengo algunas "noticias de película". Sí, porque hace apenas unos minutos vi dos tráilers recién salidos del horno y quiero comentarles lo que ambos me parecen.

El primero es el tráiler de la película "Si no despierto", basada en la novela del mismo nombre escrita por Lauren Oliver y de la cuál ya les hablé por aquí. Me parece que la película va a ser muy fiel al libro, aunque para mí algunos de los actores principales se ven muuuuy diferentes de como son en el libro. No sé, aún así se ve muy bien, para ser un tráiler, obviamente. 


Pasando la página, también salió hoy el tráiler oficial oficial de la nueva serie de "Una serie de catastróficas desdichas". No sé ni qué decir de él. Saben cuánto adoro la saga de libros, que me parece muy original y blablabla, así que lo pondré así: ME PARECE UN TRÁILER HORRIBLE. Sí, justo eso. Pasando por el vestuario, las caracterizaciones, los escenarios, etc. Por supuesto que es un tráiler de dos minutos y no debería juzgar tan a rajatabla, pero se supone que tienen que mostrarnos algo para que nos interesemos en la serie, y a mí no me pasó. Se ve que han hecho varios cambios en la historia y en los personajes, cosa que me fastidia también un poco. Y ni hablar del tono de comedia que se aprecia durante todo el vídeo. Muy desagradable.

Pero bueno, mi única esperanza es que el mismísimo autor está involucrado en la serie, así que él tuvo que "aprobar" todo lo que se hizo con su historia, así que habrá que esperar y ver cómo termina todo.


¿Qué les parecieron los tráilers? ¿Verán alguna de las producciones? Cuéntenmelo todo.

viernes, 4 de noviembre de 2016

Gracias por todo


Jamás imaginé que tendría que hacer algo como esto, ni mucho menos así tan de repente. Hace dos semanas mi perra, Donna, se encontraba en aparente buen estado; jugaba, comía, dormía, y se hacía sentir como nadie. Ya a mediados de la semana pasada la empecé a notar rara, nada grave, pero aún así la llevé al veterinario para ver qué sucedía. Todo el fin de semana pasado estuvo en casa, feliz como siempre, pero la madrugada del lunes no pegamos ojo debido a sus constantes vómitos.

Permaneció ingresada desde el lunes, al martes hubo mejora notable, pero para el miércoles ya estaba prácticamente igual que cuando la llevamos. No comía, ni quería levantarse. A duras penas levantaba su cabecita cada vez que iba a visitarla. Todavía se alegraba de verme ahí, de que la acompañara.

El jueves seguía igual, pero no me esperaba encontrarla en un estado tan terrible. Ya no quería ni siquiera moverse, y tuve que esperar un buen rato para que me mirase. Su doctora de cabecera me dijo que no había evolución de su estado, que los resultados de sus exámenes no eran para nada alentadores, así que ya no podía hacerse más. Tenía que dejarla ir.

Me fui a casa destrozado, pero sin dudar un minuto lo que tenía que hacer.

Quise reunir a mi familia para que fuéramos a verla por última vez, pero no lo logramos. Justo cuando íbamos ingresando a la clínica, Donna moría de un paro cardiorespiratorio. Finalmente pude verla, pero ya no estaba; lo único que quedaba de ella era su suave y tibio cuerpecito.

Y todavía no puedo creerlo.

Me duele un montón ver su cama vacía, sus juguetes en el piso, su plato de agua intacto. Saber que cuando llegue a casa ella ya no estará ahí para recibirme es muy triste, pero lo es más aún el ir caminando por la calle y ver que a mi lado ya no está el ser a quien tanto amé.

Querida Donna, quiero que sepas que haz sido lo más valioso que haya, o pueda, llegar a tener en mi vida; recuerdo los primeros días que estuviste conmigo, cuando me parecías una extraña, pero con el pasar del tiempo fuiste robándote mi cariño y mi corazón, demostrándome lo especial que eras. Quiero que me perdones por todo aquello que no hice por ti, y por aquellas veces en que actué de modo incorrecto; te juro que no era mi intención. Jamás voy a olvidar todos los bellos momentos que me brindaste, la compañía que fuiste para mí, ni la felicidad con la que llenaste mi vida.

Espero que donde quiera que estés, seas feliz, y yo te prometo que, aunque ahora mismo te extrañe un montón, y que probablemente sea así por un tiempo, intentaré ser feliz yo también.

Ojalá pueda volver a verte algún día, acariciar tu suave pelaje una vez más.

No me olvides, Donna, que yo nunca te olvidaré a ti.

Muchas gracias por todo.

Te quiero mucho.

Y siempre lo haré.

martes, 1 de noviembre de 2016

Vendo mis libros

Sí señores, tal y como leyeron en el título de esta entrada, vendo mis libros.

Sé que nosotros, como lectores que somos, cuidamos y atesoramos nuestros libros como si fueran el más grande tesoro que jamás llegaremos a tener (muy cierto, pero hay otros), y les aseguro que yo más que nadie sé lo difícil que a veces puede llegar a ser conseguirlos. Jamás se me hubiera pasado por la mente el vender mis libros, a los cuales cuido y atesoro un montón, no faltaba más, pero es que justo en este momento la situación lo amerita.


No sé si lo recuerden, pero ya les he hablado de ciertos problemas por los que vengo pasando, y les voy a contar uno de ellos. Si recuerdan a mi perrita, Donna, sabrán que es una hermosa Golden Retriever a la que amo con todo mi corazón, y estoy dispuesto a hacer lo que sea con tal de garantizarle su bienestar.

En abril de este año a Donna le extrajeron un tumor de una de sus mamas, y pese a que estuvo en perfectas condiciones tras la cirugía, hace un par de semanas su salud se vino abajo. Ya le han hecho estudios y le ha sido diagnosticado un cáncer.  No tengo ni siquiera que explicarles lo terrible que eso puede llegar a ser. Ha sido algo muy duro de afrontar, pero aún está la esperanza del tratamiento, así que todavía hay mucho por hacer.

El tratamiento no es barato, y si bien tenía ahorros, ya me he quedado sin fondos. Mi familia colabora con una parte, pero yo no me puedo quedar de brazos cruzados. Por eso mismo les voy a dejar los títulos de los libros que están buscando un nuevo hogar y, si les interesa, por favor pónganse en contacto conmigo a través de la cajita de contacto aquí del blog, o enviándome un mensaje a remih.17@hotmail.com.

Todos los libros son absolutamente ORIGINALES, y he de decir que se encuentran en muy buenas condiciones, a excepción de uno, al cual le haré una mención especial.

Persona normal: $25.000
Aristóteles y Dante: $25.000
La chica del tren: $30.000

Matar a un ruiseñor: $35.000 (Está completamente nuevo)
Bajo la misma estrella: $30.000
¿Y si quedamos como amigos?: $30.000
Antes de morirme: $30.000
El color de los sueños: $25.000 (Este tiene una arruga en la portada)
Un grito de amor y Posdata te quiero: $20.000
Cien años de soledad: $15.000
Si lo desean, ayúdenme a ayudar a Donna, porque así ustedes, y los libros en general, la estarían salvando no sólo a ella, sino también a mí.



Pd: Por obvias razones, los títulos que aquí muestro están en venta únicamente en Colombia. Espero comprendan.